Amarillo Profundo - Comprendiendo al Ser mediante el Árbol de la Vida Personal

Comprendiendo al Ser
Aula Virtual
1
2
3
Vaya al Contenido

AURA AMARILLO PROFUNDO


Mente y Cuerpo
Los Amarillo Profundo destacan por su poderosa mente lógica, analítica, precisa, ordenada y estructurada. Son pensadores secuenciales que procesan cuidadosamente cada paso que van a dar. Tienen la necesidad de entender y analizar cada fase antes de pasar al siguiente nivel.

Su don es su alta capacidad mental y analítica. Esto los convierte en magníficos científicos, investigadores y estudiosos de cualquier materia. Todo lo que hacen contiene lógica y metodología. Son grandes planificadores y es a través de un orden sólido y estructurado como consiguen alcanzar sus metas. La motivación en sus vidas es conocer y entender intelectualmente cualquier cosa que les llame la atención.

Los Amarillo Profundo viven la vida principalmente a través de su mente. El cuerpo y las emociones suelen quedar en un segundo plano. Las actividades físicas no son demasiado importantes para ellos, ejercitan su cuerpo solamente cuando hay alguna buena razón, como por motivos de salud, estética, etc. No les atrae demasiado el deporte como actividad en sí.

En armonía irradian estabilidad, seguridad y responsabilidad en todas las áreas de la vida. Son personas muy fiables porque realizarán todas las tareas que se les encomiende con extremada eficiencia. Su habilidad racional orientada a lo práctico les permite llevar a término aquellas ideas visionarias de otras personalidades que sin ellos no podrían llegar a materializar.

Tienen un efecto estabilizador que tranquiliza o calma a las personas con las que comparten proyectos, aficiones, trabajo, etc., debido a que son muy fiables y responsables. Desprenden una gran seguridad en ellos mismos y se les ve como personas realistas, prácticas y terrenales.

Se les reconoce fácilmente porque lo examinan todo con sumo detalle. Cuando alguien les propone participar en un nuevo proyecto ellos necesitan ver y entender todos los componentes y opciones hasta sentirse seguros al cien por cien. Pero una vez se involucran, su compromiso, paciencia y gran resistencia mental, les permite invertir muchas horas en el proyecto. Sin embargo, a menudo no consiguen llegar a tener una visión global del mismo, debido a que se enfocan demasiado intensamente en los detalles.

Les gustan las nuevas tecnologías, los móviles, los ordenadores, las motos, los coches y todo aquello que contenga elementos electrónicos o mecánicos. Cuando se ponen a analizarlos detenidamente pueden llegar a convertirse en unos verdaderos expertos.

Tanto en la expresión como en la comunicación son lentos y les gusta deliberar. Describirán cada situación con todo lujo de detalle. Los Amarillo Profundo prefieren hablar de sus ideas o proyectos antes que de sus sentimientos y emociones. Esto último solo lo harán con aquellas personas que gocen de su total confianza.

Les gusta estudiar y aprender. Son unos magníficos estudiantes ya que invierten mucho tiempo, esfuerzo y energía en conocer todos los detalles. A veces esta habilidad puede convertirse en un impedimento cuando se enfrentan a teorías y pensamientos abstractos, como son las filosofías existenciales o temas relacionados con la espiritualidad, debido a que predomina en ellos una menta concreta que prefiera tratar con lo sólido, ordenado y estructurado. De ahí su tendencia escéptica ante lo divino y lo metafísico.

Las personalidades Amarillo Profundo tienen ideas muy específicas y concretas acerca de la vida. No son amigos de lo inusual o extraordinario, su seguridad se basa en seguir un orden, un método, unos patrones y en la repetición secuencial de las cosas. No les va improvisar, ellos prefieren tenerlo todo debidamente planificado antes de iniciar cualquier acción. Se sienten más seguros si saben lo que van hacer el dia siguiente y no les gusta alterar su agenda. Si cada día desayunan a las 9h, les molestará que un día no puedan hacerlo a esa misma hora; o si cada martes por la tarde juegan al tenis, mejor será que no se lo cambies al miércoles porque su primera reacción seguramente será de rechazo.

Con frecuencia tienen dificultad en aceptar los cambios y en integrar nuevas teorías, ideas o conceptos que rompen, contradicen o ponen en duda lo establecido. Esta resistencia al cambio suele traerles muchos disgustos, pues tienen que pasar por la incomodidad e incluso el dolor, antes no consigan aceptar esa nueva realidad en su vida. Sin embargo, es justamente esta aparente seguridad, estabilidad y solidez lo que más atrae de ellos a muchas personas, y que hace que la gente quiera contar con ellos; tanto a nivel profesional, como social, familiar y en su relación de pareja.

Sin armonía los Amarillo Profundo son testarudos, intolerantes y extremadamente escépticos acerca de todas las cosas. Pueden volverse personas tan desmesuradamente analíticas, que su necesidad de entenderlo y controlarlo todo puede rozar la esquizofrenia. Cuando hay algo que no consiguen entender se sienten inseguros, inestables y pueden incluso llegar a ser peligrosos. Su escepticismo extremo no tolera otros puntos de vista y sobreviene entonces la imposición. Aún cuando se les pongan la prueba o evidencia ante sus ojos, su obcecación enfermiza no les hará cambiar de parecer. Los Amarillo Profundo sin armonía pueden llegar a convertirse en unos auténticos tiranos.

Su principal dificultad está en reconocer y establecer contacto con sus propias emociones y sentimientos. Su personalidad no les permite sentir algo que no puedan analizar o comprender completamente.

Son temerosos de sus propias emociones y sentimientos debido a que no pueden reducir su mundo emocional a su mente lógica y racional. Este miedo e inseguridad está muy arraigado en ellos porque escapa a su control, no sirve su forma de resolver los problemas con metodología y pruebas empíricas. Como las emociones desbordan la razón, o bien solucionan sus problemas a base de humildad, o bien directamente las suprimen diciéndose a sí mismos que no existen.

Cuando un Amarillo Profundo no sabe manejar sus emociones, tratará de crear los caminos necesarios para eliminarlas de sus vidas. En tales casos se mostrará distante y adoptará un rol o patrón de conducta de frialdad en su relación con los demás. Hay incluso quien convierte su rabia, enfado o tristeza en un doloroso estado mental de depresión, desesperanza o desaliento.

Para salir de este círculo vicioso necesitan comprender que las emociones y los sentimientos son inherentes al ser humano y que ocupan un orden distinto al de la mente. Sin emociones, sentimientos, intuiciones, creencias e ideas espirituales, los humanos se parecerían más a un robot o a un ordenador. Adaptarse a un concepto que integre la apertura hacia las emociones y las intuiciones, será el primer paso para crecer y expandir su consciencia.

Su sentido de espiritualidad se basa en comprender las leyes naturales que rigen el universo y la vida. Para ellos, el universo trabaja de acuerdo a ciertas leyes y órdenes, las cuales pueden explicarse a través de la ciencia. Sólo aceptarán aquellos fenómenos psíquicos o espirituales que hayan podido examinar cuidadosamente hasta convencerse de que son reales, pero siempre aduciendo a que todavía no se ha descubierto la explicación lógica que los demuestra. Para ellos las creencias se basan en pruebas palpables y en el concepto de “ver para creer”.

Para un Amarillo Profundo la espiritualidad está relacionada con los más altos valores éticos y morales, la justicia, la perfección y la pureza. Dios sigue siendo un concepto mental, ellos pueden entender que existe una fuerza oculta en la naturaleza que actúa, pero raramente llegarán a sentirlo. El mayor reto para el Amarillo Profundo es permitirse sentir sus emociones e intuiciones, las cuales pueden ser integradas a su concepto mental de la vida.

 
Vida Social
En la sociedad actual las personalidades Amarillo Profundo son muy apreciadas y valoradas. Son seres muy responsables, fiables, solventes y comparten un mismo "sentido común" que el de la sociedad y la mayoría de la gente. Sus creencias están dentro de lo normal y generalmente tienen un toque conservador. Son personas bastante sociables porque les gusta estar con amigos y gente interesante. Sin embargo, necesitan tener una razón o estímulo específico para encarar varias actividades sociales o reuniones. La diversión sin más, mejor en pequeñas dosis.

Los Amarillo Profundo pueden afiliarse a grupos sociales, de estudio, de trabajo, etc., con el propósito de encontrar amigos con quienes compartir sus trabajos o ideas. Sin embargo, si estos grupos están orientados al ámbito de lo íntimo o emocional, prefierirán no involucrarse. Si necesitan enfrentarse con su mundo interior o con su situación personal, preferirán entablar un diálogo silencioso. Por otro lado, ven la necesidad de devolver algo a la sociedad, porque tienen un sentimiento de seguridad dentro de sus límites y estructuras. Pueden encontrarse como responsables de varias organizaciones sociales.
 
 
Relación de Pareja
Son muy estables con su pareja y asumen completamente toda la responsabilidad cada día de su vida. Su objetivo primario es crear un hogar seguro donde puedan cuidar a su familia y que su pareja cuide también de ellos. La visión que tienen del amor es más una necesidad de apoyo que algo abiertamente emocional o pasional.

Muchas personas se sienten atraídas por las personalidades Amarillo Profundo por su gran estabilidad y lealtad. Estas son muy buenas cualidades para crear relaciones sólidas, seguras y duraderas. Sin embargo, quien esté buscando pasión, romance y emoción, tal vez una relación con ellos va a saberles a poco. Las personalidades Amarillo Profundo en su gran mayoría son demasiado prácticas y racionales para el romance.

Contrariamente al sentido de la responsabilidad que ellos asumen sobradamente, es difícil para un Amarillo Profundo involucrarse en algo emocional o espiritual. Durante conversaciones de este tipo a menudo tienden a evadirse o a cambiar de tema tan pronto como les sea posible. Cualquier persona interesada en cambio en conversaciones intelectuales, tranquilas y racionales, así como en relaciones basadas en el compañerismo, la estabilidad y la seguridad, se sentirá muy cómoda con una personalidad Amarillo Profundo.

Congenian bien con el Rojo, el Verde y el Verde Profundo. Tienen muchas cosas en común y comparten un pensamiento conservador y práctico hacia la vida. Seguramente se entenderán y relacionarán también muy bien con personas de su mismo color. Se sienten atraídos por la luminosidad y la felicidad que irradian los Amarillo y la expresión de aventura y poder de los Naranja. Las personalidades Azul e Índigo son vistos como demasiado emocionales por los Amarillo Profundo, aunque debido a que son su contraparte energética, pueden aprender mucho el uno del otro. Cuando un Amarillo Profundo está abierto a ideas nuevas e innovadoras hacen muy buen equipo con las personalidades Violeta. Les cuesta mucho entender y aceptar el camino espiritual que eligen vivir los Blanco. Están demasiado alejados y tienen mucha dificultad para crear relaciones armoniosas con ellos.
 
 
Trabajo
Los Amarillo Profundo prefieren trabajos seguros y estables. Se preocupan por sus ingresos mensuales, si no tienen la sensación de seguridad se sentirán muy inquietos. Es habitual para ellos encontrar ocupaciones en grandes compañías u organizaciones que puedan proveerlos de un ingreso seguro y regular.

Los Amarillo Profundo desarrollarán correctamente cualquier trabajo que requiera precisión, detalle y pensamiento analítico. Pueden ser muy exitosos si utilizan estas habilidades innatas al cien por cien.

Están dispuestos y abiertos a discutir cualquier tipo de situación o problema laboral, lo cual hace que tengan buenas dotes de mando y que sean apreciados por ello. Ellos lideran por su competencia profesional, paciencia y habilidad para escuchar y dialogar hasta encontrar la mejor solución.

El Amarillo Profundo resuelve los problemas mediante procedimientos lógicos y razonados. Son extremadamente buenos cuando se necesitan soluciones precisas, ordenadas y detalladas. Sin embargo, no son tan efectivos cuando se trata de lidiar o conciliar conflictos laborales en los que hay un fuerte componente emocional.

Su fuerte no es la innovación, desarrollar ideas creativas, ni tampoco elaborar grandes planes o estrategias de futuro. Pero si son capaces de mantener su mente abierta a nuevas posibilidades creativas, podrán adaptarse perfectamente a cualquier cambio innovador que se les presente y sabrán resolver igualmente todos los problemas de una manera eficiente, práctica y detallada.
 
Sus ocupaciones típicas son: ingeniero, arquitecto, informático, médico, cirujano, servicio técnico, investigador, científico, gestor administrativo, contable…

 
Salud, Bienestar y Crecimiento
Uno de los primeros pasos que debe realizar una personalidad Amarillo Profundo para encontrar el equilibrio en su vida es abrirse a las emociones propias y ajenas. Ellos deben, por decirlo de alguna manera, armarse de valor y dejar que sus emociones emerjan libremente de su interior. Esta apertura emocional les permitirá no solo seguir utilizando sus poderosas mentes, sino que podrán hacer uso también de su enorme poder emocional.

Una vez que los Amarillo Profundo entiendan la necesidad de conectarse a sus emociones y sentimientos, comenzarán a sentirse más completos y plenos. Comprenderán que la intuición significa vivir con una mente abierta, con confianza y sin pretender tenerlo todo bajo control.

Para ganar en armonía deben reconocer que su escepticismo se origina en la inseguridad y en el miedo al cambio. Deben aprender a explorar su potencial, avanzar en nuevas áreas y estar abiertos a cualquier tipo de cambio, aunque no tengan suficiente información. Deben también permanecer flexibles y estar dispuestos a correr riesgos.

Prácticamente todos los inventos e innovaciones han sido creados y desarrolladas por gente de mente abierta e intuitiva. Los Amarillo Profundo pueden ser extremadamente exitosos y jugar un papel importante en la sociedad si logran ser emocionalmente y mentalmente abiertos. Necesitan comprender que su mente no los controla, que son ellos los que están al mando. Si entienden esto comenzarán a tener un proceso de relajación mental lo suficientemente profundo como para explorar su propia identidad como persona.

El primer paso para los Amarillo Profundo en la búsqueda del crecimiento y la expansión es comenzar con pequeños cambios en sus vidas. Necesitan entender que lo único constante en el universo es el cambio. Así es que realizar cambios mentales, emocionales o físicos, no significa estar fuera de control. Se trata simplemente de aceptar la responsabilidad del cambio. Cuando consigan liberarse del miedo y conectarse con su guía interior, su intuición y sus sentimientos íntimos, expandirán su energía vital y se transformarán en los poderosos seres espirituales que realmente son.

Deben entender que como seres humanos tienen varios sistemas internos que son igualmente importantes. Con frecuencia pierden mucha fuerza interior a causa del miedo y la inseguridad. Es siempre más fácil quedarse en lo seguro que experimentar el cambio. Pero una vez aprendan a fluir con los ciclos, con los bioritmos y con el cambio constante, darán un paso de gigante a nivel personal.

Expresando sus sentimientos clara y libremente, liberarán una tremenda fuerza interior. Las actividades artísticas y creativas como la pintura o el canto son técnicas maravillosas para abrir sus energías emocionales y espirituales. La meditación puede calmar y concentrar su mente de manera tal que les ayude a avanzar hacia un universo lleno de posibilidades.



Para una información más personalizada,

descubre tu



Regreso al contenido