Blanco - Comprendiendo al Ser mediante el Árbol de la Vida Personal

Comprendiendo al Ser
Aula Virtual
1
2
3
Vaya al Contenido

AURA BLANCA


Mente y Cuerpo
Espiritualidad, trascendencia y conceptos metafísicos son familiares para las personalidades blancas. Están más cerca de Dios que cualquier otra personalidad. Tienen la impresión de ser espejos o canales de la divinidad viviendo en una realidad física. Los Blanco reflejan la más alta vibración de energía. El blanco no es un color, es la quinta esencia de todos los colores del arco iris combinados y representa por tanto a la totalidad.

Los Blanco son seres cristalinos que se muestran tal y como son; transparentes. Están muy bien conectados a su espíritu e integran gran cantidad de energía luminosa, lo cual les convierte en un magnifico canal sanador.

Guiados por su mente superior, ellos son capaces de mostrar a la humanidad que su verdadera esencia es espiritual, eterna e inmortal.

Los Blanco suelen ser personas muy tranquilas y calmadas, pero con el don de pensar rápidamente. Desarrollan funciones mentales elevadas con una base espiritual e intuitiva en vez de analítica. Los Blanco aprenden muy rápidamente. Adquieren información o conocimiento fácilmente debido a que son como un prisma o cristal vacío.

Les gusta leer, ver películas, ir al teatro y observar a la gente con atención, pues ello les inspira y ayuda a entender el significado de la vida. Por otro lado, también disfrutan pasar tiempo consigo mismos. Necesitan regularmente retirarse de su entorno para contemplar la vida y la espiritualidad. Las personalidades blancas son canales de energía universal sanadora. Son sanadores naturales y encuentran gran placer en ayudar a los demás en su propio proceso de curación.

Los Blanco pueden dejar temporalmente sus pensamientos y emociones al margen, y acceder a estados trascendentales de conciencia donde la razón no tiene lugar. Es natural para los Blanco conectarse con dimensiones internas o planos de existencia superiores. Para ellos, estos niveles de vibración superior son tan substanciales y reales como la propia realidad física. Saben que el ser humano vive en un mundo de limitaciones físicas y mentales, pero su espíritu, es libre y vivirá para siempre.

Como prismas, la pureza del material determina cuanta luz puede brillar. Cuanto más claro es el canal o el medio, más poderosa será la energía sanadora que fluirá a través de él. El estado de conciencia y de alerta es la más poderosa herramienta para esta personalidad.

Los Blanco reflejan todas las cualidades de energía en un nivel superior y pueden fácilmente transformarlas para sí mismos. Tienen la habilidad de transformarse y sintonizarse a sí mismos dentro de otras situaciones o de la mente, el cuerpo o el espíritu de otras personas. Con su energía blanca y clara, son como unos camaleones energéticos que pueden tomar fácilmente características, comportamientos, emociones y pensamientos de otras personas. Pueden cambiar sus vibraciones como si afinaran un piano. En consciencia, usan esta habilidad para entender y curar a los demás y a sí mismos. Sin embargo, los Blanco inconscientes tienden a absorber la energía vital de otras personas. Algunas personas pueden sentir como su energía se agota al estar cerca del campo energético de un Blanco.

Los Blanco son físicamente más bien frágiles y delicados. Les gusta crear en una hermosa y limpia área de trabajo. Funcionan mejor si viven en un lugar tranquilo, ordenado y sin confusión.
 
Necesitan disponer de mucho tiempo para meditar, reflexionar, nutrirse y equilibrarse a sí mismos. Si lo necesitan limpiarán y recargarán su propia batería de energía vital. Tan pronto como su sistema está sobrecargado o dañado, ellos se retiran para recargarse y limpiarse. Ellos saben muy bien como regenerar su propia corriente de energía.

Tratan de evitar las asperezas, el ruido, el conflicto, la insensibilidad y la falta de armonía en su entorno debido a que no saben cómo interactuar con la realidad física. Todas las clases de estrés, tanto físico, como emocional o mental, son dañinos para su equilibrio interior. Este alto grado de sensibilidad es lo que hace que requieran tanto tiempo para estar solos y recargarse. La espiritualidad, la sanación y la comprensión de lo divino es más importante para ellos que crear algo físico o trabajar en proyectos que les aporte éxito, prestigio o dinero.

Se esfuerzan por alcanzar la iluminación, un estado de conciencia en el que la dualidad, el tiempo y el espacio dejan de existir. Persiguen un estado de conciencia superior en el que puedan sentirse Uno con el Universo. La paz interior les permite establecer esa conexión verdadera y profunda con la Fuente o Dios.

Viven sus vidas a través de su fuerte intuición que les guía hacia un estado de trascendencia o conciencia elevada. También enseñan a la humanidad la existencia de una poderosa energía cósmica, divina y espiritual.

En equilibrio los Blanco son tranquilos, sensibles y pacíficos. Experimentan una gran paz interior y una armonía que irradian por todos los poros de la piel. A veces vibran a un nivel tan extremadamente alto que la gente que se encuentra a su alrededor sana por el mero contacto energético. Ellos enseñan a la humanidad que la sanación tiene lugar cuando permitimos que sean las energías espirituales las que actúen a través nuestro.

Sin equilibrio los Blanco se desorientan y se deprimen con facilidad. Si no siguen sus intuiciones y no sintonizan con su espíritu, se sienten confundidos y dispersos. Cuando viven al margen de su propósito de vida tienden a rendirse y a encerrarse en sí mismos alejándose del mundo. A menudo carecen de autoestima y buscan constantemente la aprobación de los demás. Siendo sensibles y fácilmente heribles, suelen refugiarse en su interior para estar solos con sus emociones. Les cuesta tomar decisiones y dependen de lo que decidan otros. Sin armonía tienden a adaptar su comportamiento y respuesta a los demás. Cuando esto ocurre olvidan cuál era su verdadero propósito de vida.

Las personalidades blancas tienen una conexión interior y una urgencia para vivir y experimentar a Dios. Tienen un nivel de conciencia mayor que el resto de personalidades. No piensan, racionalizan o discuten acerca de Dios, simplemente lo experimentan, sienten y viven. Ellos saben que Dios es todo lo que está vivo, desde el átomo o partícula elemental más diminuta, hasta la estrella más grande del universo. Esta creencia sostiene que todos nosotros somos parte de Dios, que poseemos su misma esencia divina.

 
Vida Social
Los Blanco son muy cautelosos en sus interacciones con otras personas, no les gustan las muchedumbres y suelen tener pocos amigos en los que verdaderamente confían. Son lo suficientemente flexibles y adaptables para vivir en sociedad, pero habitualmente necesitan una considerable cantidad de tiempo y espacio para sí mismos.

Su fuerte conexión con Dios les permite estar solos durante largos periodos de tiempo. Si están en contacto con su luz interior, ellos no necesitan estar rodeados de gente. Por otro lado buscan compartir su luz y energía sanadora para traer la paz, la salud y la armonía a todo el mundo aun cuando no sienten la necesidad de ser aceptados por la sociedad.

Sin armonía tratarán de obtener la atención de otras personas y usarlas como sustitutos de su conexión interior perdida entre el espíritu y la luz. Con armonía los Blanco pueden ser seres muy sensibles y con una inagotable energía sanadora.

 
Relación de Pareja
Los Blanco necesitan su propio espacio mucho más que la vida social o las relaciones cercanas. A pesar de que saben que todos estamos interconectados como seres de luz, ellos solo se permiten tener unos pocos amigos, aquellos con quienes se sienten más cómodos y seguros.

Sin embargo, esto no significa que no estén abiertos a las relaciones íntimas, las tienen, pero con suma cautela. En situaciones laborales prefieren grupos pequeños o relaciones de uno a uno a los grandes equipos de trabajo. Esto les da la oportunidad de focalizar, concentrar y sintonizar completamente con una única persona. Las aglomeraciones tienden a molestarlos, les induce al desequilibrio y no les permite estar en contacto con su energía clara y trascendente.

Son generalmente solitarios debido a que su conexión interior con Dios es suficiente para ellos. Nadie puede competir con esto.

Son cuidadosos y a menudo tienen un acercamiento conservador hacia las relaciones. Si les es posible permanecer en armonía, ellos pueden tener un efecto espiritual, pacífico y muy sanador sobre su pareja. Pero su compañero/a necesita entender que los Blanco deben limpiarse regularmente de las energías poco armoniosas que les rodean y buscar su propósito de vida.

La sexualidad para los Blanco a menudo es una experiencia de tipo espiritual. Crean una conexión con la energía vital universal y no necesitan el sexo como un desahogo físico. Su percepción expandida de amor les da la habilidad de conectarse a dimensiones superiores. El amor no tiene nada que ver con sus sentimientos emocionales o deseos pasionales. El amor significa compartir y querer incondicionalmente. El amor es la esencia misma de la vida.

Los Blanco disfrutan haciendo el amor, pero necesitan estar seguros, cuidados y tener una pareja que entienda su naturaleza sensible. Debido a que ellos interactúan tan intensamente con otras personas, hacer el amor puede resultar una experiencia muy intensa. También pueden permanecer solteros o en celibato durante largos periodos de tiempo.

Los Violeta son compatibles con los Blanco debido a que también ellos necesitan de largos periodos de tiempo para recargarse y conectarse con sus dimensiones superiores. Los Índigo pueden crear una relación espiritual muy profunda con ellos. Los Azul en cambio a menudo experimentan dificultades para encontrar algo en común con los Blanco.

Los Verde parecen entender y apoyar las necesidades de los Blanco, los Amarillo Profundo son demasiado mentales y no comprenden su abstracto mundo interior. Los Amarillo son demasiado extrovertidos, juguetones y activos para crear una relación duradera con ellos. Los Rojo y Naranja son demasiado intensos y físicos para ser compatibles con los Blanco.

Los Blanco necesitan parejas que puedan darles el espacio y el soporte para sus necesidades de encontrar la paz interior y la iluminación.

 
Trabajo
Hacer dinero y obtener éxito y prestigio profesional no es lo más importante para estas personalidades. Ellos pueden existir en un plano físico, pero viven la mayoría del tiempo en el mundo espiritual. Es una buena idea para ellos dejar que otros lleven sus asuntos financieros y puedan estar libres para sus trabajos espirituales y de sanación. Los Blanco manejan el dinero con cuidado debido a que representa seguridad. Toman muy pocos riesgos y tratan de mantener un estilo de vida, sencillo, limpio y ordenado.

Para resolver los problemas necesitan confiar en su intuición y mientras los resuelven, suelen ser prudentes y tienden a utilizar soluciones probadas y reconocidas. Juzgan su éxito en el trabajo por su nivel de conexión interior y por el beneficio que puedan aportar a otras personas. El mayor premio es estar conectados con la fuente universal o Dios. Las ocupaciones típicas de los Blanco son: sanador, terapeuta, maestro de la enseñanza espiritual, sacerdote, escritor, artista, filósofo....

 
Salud, Bienestar y Crecimiento
Están saludables y equilibrados si se encuentran conectados a su propósito de vida. Para permanecer en armonía deben aprender a indagar en su interior. Necesitan vivir en un estado trascendente de conciencia. Una vez hayan descubierto cual es su propósito de vida y sepan mantenerse en un elevado nivel de energía, estarán felices y contentos.

Necesitan comunicarse con el espíritu y con Dios regularmente. Deben constantemente tratar con su propio entorno para luego, limpiar su energía vital. Esto les ayudará a permanecer centrados y mantenerse como un canal abierto para la energía-conciencia superior. Vivir en un entorno natural, rodearse de flores o cuidar el jardín, son cosas altamente terapéuticas para ellos. Les ayuda a encontrar la paz interior y la armonía.

Es esencial para ellos estar centrados para convertirse en un cristalino de energía vital. La habilidad sanadora de los Blanco puede ser comparada con un sistema de iluminación eléctrica. Cuanta más energía fluya a través del sistema, más brillante será su luz. Y si el sistema está limpio y sin bloqueos, más luz irradiará. Y cuanta más luz sea capaz de generar el Blanco, más saludable estará.

Pueden regenerarse a sí mismos en un entorno pacífico y de meditación. Necesitan estar centrados y fuertes en sus interacciones con otras personas. Recargar sus baterías de energía vital de manera regular es esencial para llevar una vida sana y vigorosa. La meditación es un método maravilloso para que los Blanco puedan conectarse a su fuente de poder.

Las personalidades blancas entienden el concepto “de dar para recibir”. Saben que dando a los demás su amor y atención crean un proceso de crecimiento interior. Quieren mostrar a la humanidad que la sanación comienza en el reino espiritual y luego se traslada a la mente y al cuerpo. El mayor regalo para un Blanco es vivir conectado a su espíritu y compartir sus conocimientos y habilidades sanadoras con los demás.



Para una información más personalizada,

descubre tu



Regreso al contenido