El Método Dshevastan - Artículos - Comprendiendo al Ser mediante el Árbol de la Vida Personal

Comprendiendo al Ser
Aula Virtual
1
2
3
Vaya al Contenido

El Método Dshevastan

Comprendiendo al Ser mediante el Árbol de la Vida Personal
Publicado por en Cábala Práctica ·





El Método Dshevastan es un método de cálculo e interpretación del Árbol de la Vida Personal, lo cual hace necesario explicar primeramente lo que se conoce por Árbol de la Vida Personal.
 
El Árbol de la Vida Personal es un diagrama energético compuesto por las mismas 10 esferas y 22 senderos que el Árbol de la Vida Cabalístico, solo que su significado interpretativo es llevado exclusivamente al terreno personal. Es decir, que si bien la Cábala tradicional explica la creación, ordenación y funcionamiento de la Vida a nivel cosmogónico, la variante en la que enmarcamos el estudio del Árbol de la Vida Personal, la Cábala Práctica, contempla al ser humano como una pequeña réplica del Universo e incorpora estos mismos conceptos atemporales, pero adaptados a la dimensión propia de la experiencia humana.
 
El Árbol de la Vida Personal tiene, por consiguiente, un significado puramente energético, que clasifica y ordena todos los flujos internos del Ser en sus diferentes niveles: físico, emocional, mental y espiritual. Es decir, que cada esfera y cada sendero del Árbol presenta estos cuatro niveles de interpretación, lo cual hace que un mismo Árbol de la Vida Personal pueda ser interpretado de muy diferente manera. Será la experiencia y la intuición del interpretador, lo que finalmente hará que un determinado esquema energético acabe siendo debidamente comprendido e interpretado.

Esto nos lleva a tener que valorar la dificultad que supone interpretar un Árbol de la Vida Personal, con sus numerosas líneas de diferentes tipos, sus polaridades internas, sus maestrías, karmas, puntos de cruce, bloqueos, configuraciones especiales y otros elementos a tener en cuenta.
 
Cabe decir que existen diversas metodologías para crear un Árbol de la Vida Personal, porque al tratarse de un diagrama energético elaborado a partir de los datos personales de un individuo, generalmente el nombre, los apellidos y la fecha de nacimiento, estos pueden combinarse de muy diferente manera, dando así lugar a múltiples métodos de elaboración e interpretación de un Árbol de la Vida Personal.
 
El Método Dshevastan desarrollado por Ricard Barrufet entre los años 2016 y 2018, parte del modelo ideado por el cabalista Jaime Villarrubia en la década de los 90, el cual está ampliamente explicado en su magnífica obra “Séfer Ha Neshamá”. Sin embargo, a pesar de tratarse de un libro muy completo a nivel teórico, dispone de cierta escasez de recursos a nivel interpretativo, que hace casi inevitable tener que ir en busca de alguna otra aportación en este sentido.

Así nació el Método Dshevastan, con la finalidad de facilitar la interpretación y comprensión del Árbol de la Vida Personal.




 
Algunas de las aportaciones más importantes que introduce el Método Dshevastan, es la aparición de distintas etapas, ciclos y “Edades de Referencia”, que permiten a la persona situarse en el tiempo y relacionar más fácilmente determinados acontecimientos importantes que tuvieron lugar en su vida, con determinados “Senderos de Aprendizaje”. Esto le da al Árbol Personal una mayor perspectiva, porque además de poder hacer una lectura retrospectiva del mismo, nos permite proyectar hacia el futuro y prever nuevas etapas y aprendizajes venideros. Esto también nos ayuda a entender que no todas las habilidades (maestrías) nos son dadas de nacimiento, ni todos las dificultades (karmas) nos acompañan indefinidamente, sino que ambas se ajustan a diferentes etapas de la vida.
 
Otra aportación que sin duda resulta de gran ayuda a la hora de interpretar un Árbol Personal, es la identificación de las líneas de "Herencia", “Evolución” y “Destino”, entendiendo por "Herencia" los primeros aprendizajes relacionados con nuestra etapa de maduración personal y por "Evolución" el Camino a través del cual podemos llegar más fácilmente a nuestro "Destino" o Propósito de Vida.
 
También la parte dedicada a la conversión alfanumérica (el valor numérico que le damos a cada letra), es un apartado fundamental y tratado con mucho esmero en este método, porque según las tablas alfanuméricas que utilicemos, ello hará que el Árbol de la Vida Personal adquiera una u otra configuración energética y los mensajes sean completamente distintos.
 
Otra variante a tener en cuenta respecto al método original es la inclusión de los apellidos femeninos, que en la mayoría de países acaban desapareciendo generación tras generación a causa de una antigua y obsoleta tradición patriarcal. Es importante recuperar esta energía femenina, porque el Árbol de la Vida es un diagrama energético que no solo trasciende toda distinción de tipo cultural, sino que contempla por igual la polaridad yin-yang, activo-pasivo o masculino-femenino.
 
Hay otras aportaciones interesantes del Método Dshevastan tanto en el cálculo numérico, como sobre todo en la interpretación del Árbol de la Vida Personal, que hacen de este método una magnífica herramienta de autoconocimiento personal, así como una buena guía para adentrarse en los planos del Alma y descubrir quiénes somos realmente y cuál es nuestra Misión en esta vida.

Más información:

 



sin comentarios

Regreso al contenido